martes, 13 de agosto de 2019

Bebé por correo

Érase una vez.....era legal enviar un bebé por correo en los Estados Unidos. Sí, el “correo de bebés” era algo real, y hubo varios casos. El 1 de enero de 1913, el Departamento de Correos de EE.UU. comenzó a entregar paquetes. Los estadounidenses se enamoraron instantáneamente del nuevo servicio y pronto se enviaron por correo todo tipo de artículos, como sombrillas, objetos cotidianos y, sí, bebés.
Las regulaciones postales eran escasas en 1913, y no especificaban exactamente “qué” podía o no podía enviarse por correo a través del incipiente servicio de paquetería. Así que a mediados de enero de 1913, un bebé en Batavia, Ohio, fue entregado por un transportista del servicio de Entrega Rural a su abuela a una milla de distancia. Los padres del niño pagaron 15 centavos por el franqueo y aseguraron a su hijo por 50 dólares.
Cartero con niño para entregar
A pesar de que el Director General de Correos calificaba de inhumana esta práctica, al menos cinco niños más fueron oficialmente enviados y entregados entre 1914 y 1915.
Afortunadamente, no hay casos de bebés que se perdieran o fueran devueltos a su remitente.
El viaje maslargo realizado por un niño “enviado por correo” tuvo lugar en 1915 cuando una niña de seis años se “facturó” desde la casa de su madre en Pensacola, Florida, a la casa de su padre en Christiansburg, Virginia. La niña de 22kg de peso hizo el viaje de 721 millas en un tren de correo por solo 15 centavos en estampillas postales. El franqueo era más barato que un billete de tren.
El Departamento de Correos detuvo oficialmente el “correo de bebés” en 1915, después de que finalmente entraran en vigor las nuevas regulaciones postales que prohibían el envío de seres humanos por correo.
Incluso hoy en día, los reglamentos postales de algunos países permiten el envío de animales vivos, como aves de corral, reptiles o abejas, bajo ciertas condiciones. Pero no más bebés, por favor!!!!

(fuente: hdnh.es)
(fuente:Smithsonian Institution)

Saludos
Patricio Canessa

viernes, 2 de agosto de 2019

Sverre Morken

Un gran Maestro 

Sin discusión alguna, Sverre Morken ha sido durante los años recientes el mejor grabador del mundo, e incluso cabe enjuiciar los sellos concedidos por el maestro noruego durante las últimas dos décadas, como quizá los más bellos sellos jamás grabados.
 
Sverre Morken nació el 19 de abril de 1945 en Noruega, creció en una pequeña granja en Folldal. Navegante en Oriente y Australia cuando era joven, leñador y profesional en artes en Oslo. Diseñador gráfico desde 1972, durante más de 30 años ha grabado sellos para el Correo Noruego.

El 29 de junio de 2004, recibió la Medalla al Mérito del Rey. Su trabajo en billetes y sellos han hecho una contribución significativa al reconocimiento internacional  de los billetes y sellos noruegos .
                     https://4.bp.blogspot.com/-0kezpn-NvMc/XKIY09YEXUI/AAAAAAAAO50/JXKr89ApbE085gWmGOQCnFQWrUKEFEoYQCLcBGAs/s1600/Sm22.jpg  
Imagen del último sello diseñado y grabado por Sverre Morken, emisión del 29 de agosto de 2018.
 Bodas de Oro de los reyes de Noruega, Harald V y Sonia, 1968-2018.  
En los últimos 30 años, Morken ha diseñado más de 150 sellos. Este trabajo ha dado lugar a una serie de premios internacionales. Entre otras cosas, los sellos noruegos han sido votados como los más bellos del mundo. 
Morken ha diseñado y grabado el diez por ciento de todos los sellos noruegos emitidos desde 1855.

Morken tiene su propio estudio y galería en el Atlántico Norte.

 

 Saludos
Patricio Canessa                          

sábado, 27 de julio de 2019

Héroe de la aviación



Alejo Williamson Dávila, nació en Santiago en la comuna de San Bernardo un día 17 de junio de 1925, hijo de Guillermo Williamson y Mercedes Dávila. Se casó con Erna Wenzel Topf, de este matrimonio nació una hija, Elizabeth Cecilia Williamson Wenzel.
 
Un día 12 de diciembre de 1964 ( Día Nacional de la Aeronáutica ) en un planeador Blanik L13  matricula CC- K7W este osado piloto emprendió vuelo del aeródromo de Lo Castillo, tras ser remolcado por una avioneta hasta la altura de 820 metros. 


Pretendía cruzar la cordillera de Los Andes por su parte más alta, solamente lo sabía su colega Eugenio Guzmán. Eligió cruzar por el Cristo Redentor ya que cualquiera problema que tuviera en su vuelo, podría aterrizar en el camino o en la línea del ferrocarril.
Tuvo problemas por la falta de oxígeno ya que volaba sobre de los 5.000 metros de altura. Igualmente la hazaña estuvo muchas veces a punto de fracasar ya que lo entraba en corrientes descendentes que lo hacían perder altura. 
Pero ya estaba a la vista Mendoza, era el primer piloto en atravesar la cordillera de los Andes en un planeador. Sobrevoló el aeropuerto de El Plumerillo en Mendoza y usando el espejo de señales para llamar la atención  de la torre de control.


Después de cinco horas y 52 minutos de vuelo fue recibido por el capitán Algel Máspero quien no le creyó que había cruzado la cordillera en un planeador, Alejo le mostró el  barógrafo, ahí sí le creyó. 
Al saberse la noticia en Chile el presidente de la República, Eduardo Frei Montalva envío un avión con su familia y para traer de vuelta al piloto y su planeador.
Al llegar a Chile fue recibido por la ciudadanía en un auto descapotable y por el mismo presidente en La Moneda.
En 1965 fue condecorado por la Federación Aérea de Chile con medalla de oro.
En ese mismo año el Círculo de Periodistas Deportivos le confirió el Cóndor a la figura más destacada del deporte nacional.
En el año 1968 fue galardonado por la Federación Aeronáutica Internacional con la medalla Otto Lilienthal que se entrega anualmente al piloto que haya hecho un aporte significativo a la aviación sin motor. Medalla que fue recibida en Helsinki en el año 1969.


(Tomado de FILANAVAL)

Saludos
Patricio Canessa